Comúnmente se le conoce como «carnosidad en los ojos”; es una lesión benigna y dependiendo de los grados de pterigión puede llegar a ser muy molesto, irritante e incluso impedir la visión.

El tratamiento para el pterigión depende de la severidad de cada caso.

¿Qué es el Pterigio?

Es un tejido fibroso con venas y arterias que crece progresivamente sobre la córnea. Se considera una lesión benigna, que puede aumentar su tamaño, pero no se disemina hacia otras partes del cuerpo.

En este artículo, exploraremos los diferentes grados de pterigión y las opciones de tratamiento disponibles para aquellos que buscan alivio y restauración de su salud ocular.

 

Causas del Pterigio

El pterigio se desarrolla cuando el tejido conjuntival que recubre la parte blanca del ojo (esclerótica) comienza a crecer anormalmente hacia la córnea.

Si bien las causas exactas del pterigio no están completamente definidas, se cree que los siguientes factores contribuyen a su desarrollo:

Exposición a radiación ultravioleta

La exposición prolongada a la luz solar directa y la radiación ultravioleta, especialmente en climas cálidos y soleados, se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollar pterigio.

Mujer joven manejando un carro y usando gafas oscuras con filtro UV para protegerse de la luz del sol y del viento

Exposición a polvo o viento

La irritación crónica causada por la exposición a ambientes polvorientos, con viento o contaminados puede desencadenar el crecimiento anormal del tejido conjuntival.

Factores genéticos y hereditarios

Algunos estudios sugieren que ciertos factores genéticos pueden predisponer a ciertas personas a desarrollar pterigio.

Irritación crónica

Puede asociarse a resequedad ocular y a personas que se frotan demasiado los ojos por conjuntivitis alérgica.

 

Síntomas del Pterigio

El pterigio puede presentarse inicialmente sin síntomas evidentes, pero a medida que la condición progresa, pueden surgir varios signos y síntomas, que incluyen:

Enrojecimiento

Puede ser persistente o crónico. Es uno de los síntomas más comunes, debido a la inflamación del tejido afectado.

Sensación de cuerpo extraño

Sensación de tener algo en el ojo, lo que puede provocar molestias o irritación.

Visión borrosa

En los grados de pterigion avanzado puede cubrir parte de la córnea, generando una  visión distorsionada, doble y borrosa.

Sensibilidad a la luz

El tejido inflamado puede hacer que el ojo sea más sensible a la luz brillante, causando molestias al estar expuesto a la luz solar intensa o a la iluminación artificial.

Sequedad ocular

El pterigio puede interferir con la distribución adecuada de las lágrimas sobre la superficie ocular, lo que puede provocar ojo seco y molestias asociadas.

 De acuerdo a the Tear Film & Ocular Surface Society (TFOS), el pterigio es un factor de riesgo que genera ojo seco. Éstas dos enfermedades crean un detrimento en la calidad de vida y la productividad laboral.

Grados de pterigión

El pterigión se clasifica según su tamaño, extensión y gravedad. Estas clasificaciones ayudan a los profesionales de la salud a determinar el mejor enfoque de tratamiento para cada paciente.

Los grados de pterigion suelen dividirse en cuatro categorías:

grados de pterigión. se evidencian cuatro fotos con los  diferentes grados de la enfermedad.

Grado 1:

En esta etapa inicial, el pterigión generalmente aparece como un pequeño crecimiento de tejido.

A menudo, no causa molestias significativas en esta etapa, pero puede provocar irritación ocasional.

Grado 2:

El tejido inicia a extenderse  sobre la córnea, la parte transparente del ojo. En este punto, los síntomas como enrojecimiento, sensación de cuerpo extraño pueden volverse más evidentes. En éste grado, es necesario iniciar tratamiento con lubricantes.

Grado 3:

Inicia a cubrir una porción significativa de la córnea. Los síntomas son más severos en este punto, incluyendo visión doble, distorsión visual y dificultad para realizar actividades cotidianas.

Se crea una dependencia de uso constante de lubricantes y medicamentos.

Grado 4:

El tejido cubre la córnea, las molestias son mayores y se hace incapacitante porque resulta en una obstrucción parcial o total de la visión.

 

Tratamiento para el Pterigio

El tratamiento puede variar según los grados de pterigion y los síntomas presentes.

Las opciones de tratamiento pueden incluir:

Gotas lubricantes:

Las gotas oculares lubricantes pueden aliviar la sequedad ocular y reducir la irritación asociada con el Pterigio.

El tratamiento con gotas lubricantes es sólo para aliviar temporalmente las molestias, pero el tejido anómalo va continuar igual.

No existen ningunas gotas o medicamentos aprobadas para eliminar o reducir el tamaño del pterigio

De hecho, la comercialización de gotas con fines curativos para el Pterigio es ilegal y de acuerdo a la FDA se consideran incluso perjudiciales para los ojos.

 

Gotas antiinflamatorias:

Los colirios oculares que contienen esteroides pueden ayudar a reducir la inflamación y la irritación asociadas con el pterigión, especialmente en los casos moderados a severos.

Sin embargo, su uso solo debe realizarse bajo supervisión médica.

De acuerdo con la Academia Americana de Oftalmología, la única manera de eliminar el pterigio es mediante la cirugía.

Cirugía:

En los grados de pterigion que causen síntomas significativos o afecten la visión, la cirugía es la única solución efectiva para eliminar el crecimiento y restaurar la superficie ocular.

La cirugía de pterigio generalmente se realiza de forma ambulatoria y puede implicar técnicas como la escisión simple, el trasplante de conjuntiva o el uso de injertos de tejido amniótico para cubrir el área afectada.

Medidas preventivas:

Usar gafas con filtro UV para actividades a campo abierto, la radiación ultravioleta se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollar pterigio.

 

En conclusión, el pterigio es una afección ocular común que puede causar molestias y afectar la visión si no se trata adecuadamente.

Con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado, muchas personas pueden experimentar alivio de los síntomas y prevenir complicaciones a largo plazo asociadas con esta condición.

El tipo de tratamiento depende de los grados de pterigion y las molestias asociadas.

Si experimentas síntomas de pterigio, es importante consultar a tiempo para recibir un diagnóstico preciso y sobre todo descartar que la lesión no sea causada por un tumor maligno.

 

Bibliografía:

  1. Shahraki T, Arabi A, Feizi S. Pterygium: an update on pathophysiology, clinical features, and management. Ther Adv Ophthalmol. 2021 May 31.
  2. Abdani, Siti Raihanah & Zulkifley, et all. Computer-Assisted Pterygium Screening System: A Review. Diagnostics. (2022). 12.
  3. Ardalan Aminlari, Ravi Singh, and David Liang. Management of Pterygium. Academia Americana de Oftalmología. November/December 2010.
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Artículos relacionados

¿Necesitas una valoración?

Dale a tus ojos el cuidado que se merecen.